Chunhyangga… La versión coreana de Romeo y Julieta.

Actualizado: 18 de abr de 2019

Esta vez te compartimos una joya cultural de la literatura Coreana, pon atención :)



Dentro de la cultura coreana se esconden algunas joyas que vale la pena descubrir, tal es el caso del pansori. Este es un género único que mezcla el canto y la narrativa, donde pueden participar uno o más cantantes interpretando y narrando una historia durante horas.


Puede que te sorprenda, pero esta tradición que viene desde la dinastía Joseon era una práctica oral, las historias que se narraban raramente eran escritas y solo se conservan unas pocas. Y como el drama y el amor no pueden faltar, la más famosa historia conservada hasta la fecha es Chunhyangga, centrada en el amor de dos jóvenes que al igual que en Romeo y Julieta, afrontan las dificultades sociales y políticas de la época.



Chunhyang es la heroína de la historia con un estatus bajo, siendo hija de una gisaeng (mujer coreana dedicada a entretener) pero que es famosa por su extraordinaria belleza. Un día, un joven aristócrata, escucha sobre ella y con el fin de conocerla, sale en su búsqueda hasta encontrarla y queda completamente cautivado. De inmediato decide hacerla su esposa, pero la diferencia de clase social se lo impide e incluso la misma Chunhyang se niega en un inicio.


Sin embargo, tiempo después ambos convienen casarse en secreto y vivir de esa manera sin que nadie más lo sepa. Desgraciadamente, los jóvenes esposos se ven obligados a separarse cuando el joven aristócrata es obligado a marcharse para continuar sus estudios y debido a su anónimo matrimonio, su querida esposa no puede acompañarlo. Es así entonces como se despiden, no sin antes prometer reunirse después que él termine sus estudios en la capital.



Es entonces cuando nuestra protagonista, sola y desprotegida, llama la atención del nuevo gobernador quien es cruel y la desea. Ella se niega a servirle como gisaeng pues respeta a su marido incluso si él está fuera. El nuevo gobernador, furioso, manda a castigarle y luego la condena a morir. Afortunadamente para nuestra heroína, su esposo se presenta antes de su ejecución como enviado del Rey con el poder de echar al gobernador y detener todas sus injusticias.

Finalmente, y para alegría de todos (incluyéndonos) los jóvenes enamorados se reúnen y gracias a su fidelidad, Chunhyang obtiene la aprobación para ser la esposa oficial del joven monarca.


Si bien es cierto que no termina en tragedia como Romeo y Julieta, sin duda sigue siendo una historia de amor entre dos jóvenes que deben afrontar obstáculos puestos por la sociedad de aquellos tiempos, como la diferencia de clases y la oposición de los padres.

Te compartimos un video publicado por la UNESCO con más detalles sobre el pansori:


23 vistas0 comentarios